sábado, 6 de febrero de 2010

Volver de las vacaciones y no morir en el intento

Especialistas aseguran que cada vez hay más casos de personas que vuelven de su período de descanso con una severa crisis de nervios, irritabilidad y ansiedad. El solo pensar en volver al ruedo los afecta físicamente y los angustia. Hay una pérdida de interés, alteraciones en el apetito, falta de concentración y de libido.

El final de las vacaciones va a compañado de un sentimiento de añoranza por los lindos momentos vividos. Quizás se extraña el mar, las sierras, el estar en familia, el poder dormir hasta tarde y sin preocupaciones, la vida al aires libre...en síntesis todo lo que se vive cuando uno está de descanso y puede disfrutar.

Además existen otras causas, entre ellas, que nuestra realidad laboral no nos satisfaga, no sólo económicamente sino emocionalmente y que nos cueste revertir esa situación que estamos atravesando. Cuando uno está feliz con su trabajo, creo que volver a la rutina es más fácil.

Para evitar esta situación armé una pequeña lista de actividades que podemos llevar a cabo para sentirnos mejor:

  • Tomarse las cosas con calma, no querer retomar toda la actividad al mismo tiempo.
  • Buscar nuevos proyectos, plantearse nuevos retos que sirvan de estímulo.
  • Encontrar tiempo para rodearse de los afectos, reunirse con amigos.
  • Si existe la posibilidad económica, escaparse algún fin de semana.
  • Cuidar las horas de descanso y realizar alguna actividad física que nos relaje y nos gratifique.
La idea es poder prolongar un poco las vacaciones y que el encuentro con la realidad sea un poquito más agradable.

3 comentarios:

Leonardo Reinert dijo...

Estoy totalmente deacuerdo con:

El final de las vacaciones va a compañado de un sentimiento de añoranza por los lindos momentos vividos... el estar en familia,... y sin preocupaciones.

Todo esto me ocurrio y no me fui a ningun lado me quede en casa pintando lo que me faltaba, haciendo arreglos, etc.

Y en mi caso particular, la realidad laboral no me satisface económicamente, emocionalmente y me cuesta revertir esa situación.

Mi solucion es plantearme hacer alguna certificacion y buscar otro trabajo.

Saludos

Lumediana dijo...

Por eso es que no voy de vacaciones, sino que vivo en vacaciones y a veces voy a trabajar, cuando regreso a las vacaciones no siento estres...
Muy lindo tu blog, te sigo.
Lumediana

Ménage à Trois dijo...

aun no me fui de vacaciones.
estoy esperando tomarlas en Abril para asi acortar mas el año.
luego te cuento el efecto post-viaje
beso!